No lo va a tener fácil esta semana con los rivales a los que se enfrenta, pero Rory McIlroy podría volver a ser número uno del mundo cinco años después de ocupar la cúspide del golf planetario. Para apear de la cima a Brook Koepka, al norirlandés sólo le vale el triunfo en el Farmers Insurance Open, torneo del PGA Tour que empieza mañana en Torrey Pines.

Y es que el famoso club de San Diego, California, acogerá a lo mejor del panorama internacional, y además con numerosos alicientes, entre los que destaca el emparejamiento durante los dos primeros días de Tiger Woods y Jon Rahm, a quien se une la estrella emergente y sorprendente por su extraordinario rendimiento Collin Morikaya, estadounidense de 22 años y antiguo número uno mundial amateur que debutó en el PGA Tour como profesional el año pasado y ya está en el Top 100 mundial.

Todos los focos van a estar puestos en ese partido estelar, teniendo además en cuenta que Tiger es el jugador con mayor número de victorias en Torrey Pines, nada menos que siete en el Farmers Insurance Open y una en el US Open. Sin olvidar que Rahm consiguió en ese mismo escenario su primer triunfo en el PGA Tour, en 2017.

Ésta será la tercera vez que comparten ronda en un torneo, ya que antes lo habían hecho en el Masters del años pasado, cuando el californiano se anotó su decimoquinto grande, y en la Ryder Cup de 2018 en París, donde el de Barrika se llevó el punto en liza decisivo para la victoria de Europa. 


Última Revista