Esta vez los hados le fueron favorables y consiguió imponerse en el desempate. Era la segunda vez que ganaba un playoff de los seis que ha disputado en su carrera. Rory McIlroy se hizo con el triunfo en el HSBC Champions de Shanghai en el primer hoyo de desempate al derrotar al norteamericano Xander Schauffele.
En el último hoyo, el jugador norirlandés dejó la bola a ocho metros de bandera para un birdie de dos putts. La victoria lo acercó más al líder Brooks Koepka en la clasificación mundial.
Schauffele, que logró un birdie en el hoyo 18 para forzar el playoff, tuvo que pegar desde el rough cerca de un bunker y su disparo desde 4 metros para birdie se quedó a unos centímetros a la derecha del hoyo.
McIlroy lograba en Shanghai su cuarta victoria del año. Era su tercer triunfo en los World Golf Championships y su primero desde el Match Play en Harding Park en 2015.
El norirlandés jugó sin cometer bogeys en los últimos 39 hoyos y cerró con una ronda de 68 golpes, 4 bajo par. Y pensó que eso era suficiente para ganar.
Pero Schauffele apretó el paso en sus esfuerzos para convertirse en el primer ganador de dos HSBC Championship, con birdies en dos de sus últimos cuatro hoyos para una ronda de 66 golpes, pese a una semana en la que se recuperaba de una gripe.


Última Revista