El golf profesional de los grandes Circuitos ha comenzado su andadura en 2018 en Hawai, donde se ha celebrado el Sentry Tournament of Champions, integrado dentro del calendario del PGA Tour. En este torneo inaugural del año, Jon Rahm ha sido segundo después de plasmar una actuación fantástica en Kapalua, Hawai, solo mejorada por un enorme Dustin Johnson.

El número uno del mundo, conocedor de lo que podía ser un final apretado mano a mano con el golfista español, se empleó a fondo para evitar riesgos, y ello le impulsó a firmar la mejor ronda del torneo, un 65 (-8) que hizo vanos los esfuerzos de su rival.

Johnson se impuso con -24, ocho golpes menos que los ejecutados por un Jon Rahm que fue el mejor entre los terrestres. En su ronda final, seis birdies y dos bogeys perfilaron una tarjeta de 69 golpes que sí le permitieron superar a Brian Harmar en el sprint final.

En cualquier caso, prometedora e ilusionante puesta en escena en 2018 de Jon Rahm, que comienza el curso tal y como acabó el anterior, navegando entre los mejores del planeta golf.

En la tercera ronda, que tuvo la oportunidad de compartir con Jordan Spieth, Jon Rahm despachó una sensacional tarjeta de 66 golpes (-7). Una secuencia de birdie - eagle – birdie entre los hoyos 14 y 16 le brindó la opción de disputar su primer domingo del año con opciones de victoria.

La cabeza era ya entonces para Dustin Johnson, tan en forma como de costumbre. El estadounidense era líder con -16 al total después de apuntarse un 66 en esa tercera manga. Entre el número uno del mundo y Jon Rahm, que estaba a cuatro golpes de distancia, aparecía Brian Harman con -14.

En las dos primeras jornadas, Jon Rahm firmó tarjetas de 71 y 70 golpes, confirmando las excelentes referencias construidas a lo largo de 2017.


Última Revista